This website cannot be viewed properly using this version of Internet Explorer.

To ensure your security while viewing this site, please use a modern browser such as Chrome or update to a newer version of Internet Explorer.

Download Chrome (Made by Google)
Update Internet Explorer (Made by Microsoft)

A A A
ADA ADA symbol

Eleventh Judicial District Court

Tribunal del Undécimo Distrito Judicial

Eleventh Judicial District Court

English Español Diné

Declaración de objetivos

El cometido del Programa del Tribunal de Drogas para menores del Undécimo Distrito Judicial en el Condado de San Juan es colaborar con las agencias apropiadas de la comunidad y del gobierno a fin de reducir la reincidencia y el uso o abuso de sustancias y mejorar la situación académica o de empleo entre los menores enjuiciados.

Metas y objetivos

Las metas y objetivos del Programa del Tribunal de Drogas para menores del Undécimo Distrito Judicial son:

  • Reducir la reincidencia.
  • Aumentar la autoestima mediante el desarrollo de la responsabilidad personal y el compromiso de los menores delincuentes.
  • Proporcionar terapia intensiva en régimen ambulatorio para el abuso de sustancias a los menores en nuestra comunidad, lo cual incluye: sesiones individuales, de grupo y defamilia.
  • Supervisar a los participantes en el programa mediante análisis de orina y seguimiento regular de su tratamiento y progreso académico.
  • Aumentar la responsabilidad personal mediante comparecencias frecuentes ante el tribunal y el uso de sanciones e incentivos.
  • Empoderar a los participantes mediante terapia conductual cognitiva y desarrollar aptitudes para la vida utilizando actividades estructuradas y aprendizaje por experiencias.

Perspectiva general del programa

El Tribunal de Drogas para menores es un programa de tratamiento intensivo en régimen ambulatorio, administrado por el tribunal y abierto a 34 usuarios de alcohol y drogas entre las edades de 13 y 17 años que han sido enjuiciados en el Condado de San Juan.

El programa sigue las normas establecidas por los programas de la Oficina de justicia "16-Key Strategies", Asistencia de la agencia de justicia y los “Estándares para Tribunales de Drogas” del Poder Judicial de Nuevo México.

Declaración de compromiso

El Tribunal de Drogas para menores del Undécimo Distrito Judicial:

  • Proporcionará un programa de tratamiento de calidad.
  • Respetará y mantendrá la confidencialidad del cliente.
  • Cooperará con los programas y el personal de justicia para menores y de la comunidad apropiados para garantizar una labor unificada necesaria para servir a sus participantes.
  • Fomentará la sobriedad como enfoque principal al tiempo que dará énfasis a la mejora emocional, educativa y ocupacional mediante el funcionamiento familiar.
  • Utilizará terapias conductuales cognitivas para desarrollar aptitudes para la vida y responsabilidad personal.
  • Incorporará educación cívica en el programa a cada oportunidad posible, con el fin de animar a los participantes a vivir una vida productiva y respetuosa de la ley.
  • Utilizará un sistema que incluya recompensas para reforzar el comportamiento positivo y sanciones para modificar el comportamiento deficiente.
  • Proporcionará capacitación en aptitudes para la crianza de los hijos y apoyo para los padres de los participantes en el programa.
  • Registrará datos y analizará la información de resultados para ayudar a hacer los ajustes para mejorar el programa y hacer cambios conforme a las demandas de los participantes.

Proceso

Los menores enjuiciados con abuso de sustancias son derivados por una o más de las siguientes agencias: el Tribunal, libertad probatoria para menores, el fiscal de distrito o el abogado del menor.

Los indicadores para la posible derivación al Tribunal de Drogas incluyen, entre otros, análisis de orina positivos (sucios); delitos anteriores relacionados con drogas; historial de abuso de sustancias, autoidentificación, y uso en el momento en que se cometió un delito.

Las derivaciones las examinan los miembros del personal del Tribunal de Drogas y los posibles candidatos al Tribunal de Drogas para menores se envían al proveedor de tratamiento para una prueba selectiva formal. Después de la prueba selectiva, el proveedor de tratamiento envía una valoración escrita junto con DSM al personal del Tribunal de Drogas. El informe se envía al Equipo operativo para que considere si se va a aceptar al cliente en el programa.

De ser aceptado, el participante y sus padres se inscriben en el programa. Durante el periodo de ingreso los padres pasan a ser parte demandada en la petición y se definen claramente las expectativas del programa.

Historia

La idea de tener un Tribunal de Drogas para menores en el Condado de San Juan se concibió hace 14 años cuando el departamento de libertad condicional y probatoria identificaron la necesidad de un programa de tratamiento intensivo ambulatorio para menores con problemas de abuso de sustancias.

El Tribunal de Distrito del Condado de San Juan desarrolló un consejo asesor. Esta coalición denominada “Juvenile Crime Enforcement Coalition" se unió a miembros del Tribunal de Distrito, la oficina del defensor público, el fiscal de Distrito, departamento de probatoria para menores, agencias locales del orden público, distritos escolares locales y otros, con la intención de iniciar un Programa de Tribunal de Drogas.

A través de labores de alcance hemos desarrollado la colaboración con otras agencias comunitarias para rehabilitar eficazmente a menores con problemas de abuso de sustancias.

Fuentes de financiación

El éxito de este programa ha llevado a un historial de financiación sólida y progresiva de diversas fuentes, incluida la oficina federal de planificación de justicia, la subvención Juvenile Accountability Incentive Block Grant (JAIBG), así como financiación adicional y recurrente de la legislatura de Nuevo México.