This website cannot be viewed properly using this version of Internet Explorer.

To ensure your security while viewing this site, please use a modern browser such as Chrome or update to a newer version of Internet Explorer.

Download Chrome (Made by Google)
Update Internet Explorer (Made by Microsoft)

A A A
ADA ADA symbol

Eleventh Judicial District Court

Tribunal del Undécimo Distrito Judicial

Eleventh Judicial District Court

English Español Diné

Declaración de objetivos

El cometido del Programa del Tribunal de Drogas del Undécimo Distrito Judicial es proporcionar intervención judicial, tratamiento y supervisión intensivos a personas que han cometido actos delictivos como resultado directo o indirecto de su abuso de sustancias. Al proporcionarles este enfoque multidisciplinario estas personas se convertirán en ciudadanos productivos, sobrios y respetuosos de la ley.

Metas y objetivos

Las metas y objetivos del Programa del Tribunal de Drogas para adultos del Undécimo Distrito Judicial son:

  • Reducir el uso del alcohol y drogas por los participantes en el Tribunal de Drogas.
  • Reducir la probabilidad de que los participantes y sus familias entren de nuevo en el sistema de justicia penal.
  • Aumentar la capacidad de los participantes en el Tribunal de Drogas para llevar una vida satisfactoria y productiva en la comunidad mediante el empleo y la educación.
  • Que los participantes demuestren un compromiso con el cambio positivo comprobado con la finalización satisfactoria de cada fase del programa y la graduación del Programa del Tribunal de Drogas.

Perspectiva general del programa

El Programa del Tribunal de Drogas es un programa concebido alrededor del concepto del refuerzo positivo y se basa en un esfuerzo de equipo que apoya a los participantes. Se ha reconocido y aceptado que una persona drogodependiente puede recaer un número de veces antes de poder abandonar finalmente las drogas. Por lo tanto, el programa incorpora sanciones que se aplican cuando se producen dichas recaídas. El concepto de diseño de los Tribunales de Drogas también mantiene que las personas continúen a través de las fases del programa hasta que se gradúen satisfactoriamente. El programa desanima a las personas que quieren “rendirse” o “tomar una salida fácil” y solicitan “terminar su condena” encarcelados, de manera que al salir puedan continuar con su estilo de vida anterior, usando drogas y cometiendo actos delictivos. El objetivo es ofrecer a la comunidad personas sobrias, con estudios y con posibilidad de conseguir un empleo.

El programa está diseñado de tal manera que a medida que los participantes progresan con las cuestiones relacionadas con su abuso de sustancias, pasan desde la fase previa de detoxificación a un programa de tratamiento intensamente supervisado en las dos primeras fases y, finalmente, a un programa de tratamiento menos intensivo en la fase tres. Aunque una muestra positiva de análisis de orina no sea automáticamente motivo para despedir al participante del programa, el Juez del Tribunal de Drogas puede imponer una variedad de sanciones.

Los componentes del tratamiento incluyen:

  • Terapia intensiva sobre abuso de sustancias
  • Terapia de grupo
  • Terapia individual
  • Capacitación en aptitudes para la vida
  • Reuniones de 12 pasos de Alcohólicos anónimos o Toxicómanos anónimos
  • Servicio a la comunidad. 

Los participantes también tienen que someterse a análisis de orina regulares, reunirse con frecuencia con su agente de probatoria del Tribunal de Drogas y comparecer semanalmente ante el Juez del Tribunal de Drogas.

Historia

El Programa del Tribunal de Drogas del Undécimo Distrito Judicial (DCP) se inició como programa piloto el 7 de octubre de 1997. El programa está dirigido a adultos con delitos mayores por abuso de drogas y tiene una duración mínima de diez meses, y está organizado en cuatro fases. El cometido del programa es que los adultos con delitos mayores por abuso de drogas logren la abstinencia total del uso ilícito de drogas, desviándolos de ese modo del sistema de prisiones del Departamento Correccional de Nuevo México y reduciendo la reincidencia. Para logarlo, el Tribunal de Drogas proporciona tratamiento y supervisión basados en la comunidad y patrocinados por el tribunal para ciertos infractores con problemas de abuso de sustancias y que pudieran beneficiarse de la asistencia que ofrece el sector público y privado, lo cual requiere la cooperación y colaboración entre las siguientes personas y entidades: jueces, fiscales, abogados defensores, autoridades de libertad condicional y probatoria, personal de instituciones correccionales, fuerzas del orden público, agencias de servicios previos al juicio, agencias de rehabilitación vocacional, agencias educativas, agencias de la vivienda, y proveedores de tratamiento para el abuso de sustancias tales como Presbyterian Medical Services (PMS).

Fuentes de financiación

Actualmente el programa está financiado como una labor de cooperación entre el Tribunal de Distrito y el Departamento correccional. Este último financia el tratamiento de 20 participantes en el Tribunal de Drogas.

Estadísticas del año fiscal 2014

  • Graduados del Tribunal de Drogas - 20
  • Porcentaje de graduación - 37.7%
  • Índice de reincidencia de los participantes en el Tribunal de Drogas - 30.4%
  • Costo por cliente por día - $12.13